Las bodas reales más recordadas

By Ana - mayo 14, 2018

Este sábado 19 de mayo se celebrará la boda de Enrique de Inglaterra con Meghan Markle en el Castillo de Windsor, la propiedad más querida por su abuela la Reina Isabel II. Mientras esperamos el gran momento y descubrimos si, finalmente, Ralph & Russo vestirán a la novia en su gran día, vamos a hacer un repaso por algunas de las bodas reales más recordadas.

GUILLERMO DE INGLATERRA Y KATE MIDDLETON

El 29 de abril de 2011, Guillermo, hermano mayor de Enrique y futuro Rey de Inglaterra, contraía matrimonio en la Abadía de Westminster con su novia desde la Universidad, la inglesa Kate Middleton que lució un vestido de Sarah Burton para Alexander McQueen y pronto se convirtió en uno de los miembros más queridos y valorados de la Familia Real, contando además desde el primer momento con la aprobación de Isabel II por su discreción y saber estar. Kate fue pedida en matrimonio con el anillo de compromiso que Carlos de Inglaterra le regaló a Diana de Gales cuando se comprometieron a principios de los 80.

RAINIERO DE MÓNACO Y GRACE KELLY

El príncipe reinante de Mónaco y la famosa actriza de Hollywood Grace Kelly se casaron el Salón del Trono del Palacio de los Grimaldi el 18 de abril de 1956. Grace fue la novia más icónica de todos los tiempos en una ceremonia a la que no asistieron miembros de otras casas reinantes porque no veían con buenos ojos esta unión.


VICTORIA DE SUECIA Y DANIEL WESTLING

Su historia de amor no fue fácil y llegar hasta su boda les costó mucho esfuerzo y vencer la negativa del padre de la novia que, finalmente, acabó cediendo ante los deseos de su hija y el amor que sentía por el empresario Daniel Westling. El 19 de junio de 2010 en la Catedral de Estocolmo sellaban su unión. Victoria nunca pierde la sonrisa y ese día estaba más radiante aún por haber conseguido vencer todos los obstáculos y por compartir definitivamente su vida con el hombre que ama.

ISABEL II Y FELIPE DE EDIMBURGO

A pesar de que en público no pierde las formas y nunca muestra atisbo alguno de sentimientos, Isabel II se enamoró locamente del que sería su marido el príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca. Se conocieron cuando ambos tenían 13 y 18 años, respectivamente, en el año 1939. Durante la II Guerra Mundial se intercambiaron cartas y, finalmente, el 20 de noviembre de 1947 contrajeron matrimonio.

GUILLERMO ALEJANDRO DE LOS PAÍSES BAJOS Y MÁXIMA ZORREGUIETA

En la mágica fecha del 2 de febrero del 2002 se casaban los actuales monarcas de los Países Bajos. La argentina Máxima Zorreguieta no perdió la sonrisa y la felicidad que la caracterizan en ningún momento a pesar de la forzada ausencia de sus padres, impuesta por el Parlamento holandés debido al puesto en el gobierno de Videla que ostentó el ya fallecido padre de Máxima. El pueblo holandés siempre ha estado encantado con Máxima, así como su suegra la Princesa Beatriz, ya que se ha esforzado mucho por conocer el lenguaje y la cultura de su país de adopción desde el primer día.

PRÍNCIPE CARLOS DE INGLATERRA Y DIANA SPENCER

La boda real más recordada del siglo XX se celebró el 29 de julio de 1981 en la Catedral de San Pablo y fue seguida por televisión por millones de personas en todo el mundo. Nadie quería perderse la boda de Carlos de Inglaterra con aquella muchacha tímida de profundos ojos azules que después robaría los corazones de todos los británicos y que sería conocida por siempre como Lady Di, la reina de corazones. Diana Spencer va a ser la figura más recordada y la ausencia más grande en la boda de Enrique y Meghan, pero su figura siempre está presente en todos los acontecimientos importantes de sus hijos, de una u otra manera.

PRÍNCIPE PABLO DE GRECIA Y MARIE-CHANTAL MILLER

Una cita a ciegas en 1992 y un flechazo culminaron en una boda real en el exilio, concretamente en Londres el 1 de julio de 1995 en la Catedral de Santa Sofía y por el rito ortodoxo. La joven heredera Marie-Chantal Miller se convertía en princesa de Grecia al casarse con el Príncipe Pablo.

EDUARDO DE INGLATERRA Y WALLIS SIMPSON

En Inglaterra se celebró la boda del siglo XX de la mano del Príncipe Carlos y Lady Di y un Rey de Inglaterra protagonizó la boda más escandalosa del siglo XX: Eduardo. El tío de Isabel II apenas llevaba un año en el trono y su abdicación para casarse con la norteamericana Wallis Simpson fue todo un escándalo en la época. Se casaron en el Château de Candé el 3 de junio de 1937 y recibirían el título de Duques de Windsor.

PRÍNCIPE CARLOS DE INGLATERRA Y CAMILLA PARKER BOWLES

Esta es otra inusual historia de amor que también tuvo lugar en Inglaterra, país con la monarquía muy arraigada, pero que siempre ha estado llena de escándalos. En 1992 se anunció la separación y posterior divorcio de Carlos de Inglaterra y Lady Di. El matrimonio había estado marcado por la infidelidad desde el principio, ya que Carlos siempre había estado enamorado de Camilla Parker y la tuvo como amante hasta que, el 9 de abril de 2005, ocho años después de la muerte de su ex mujer y tras el divorcio de Camilla, Isabel II permitió a la pareja casarse. Lo hicieron en el Ayuntamiento de Windsor.

ALBERTO DE MÓNACO Y CHARLENE WITTSTOCK

En Mónaco ya se empezaban a impacientar porque su soberano no se casaba, pero apareció la nadadora sudafricana Charlene Wittstock y todo cambió. Bien es cierto que se trata de la unión más extraña que hemos podido ver, pues la princesa estaba tremendamente triste el día de su boda y apenas hace vida pública. Sea como fuere, Alberto puso fin a su soltería en el Palacio de los Grimaldi el 1 de julio de 2011.

  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios