La eterna pregunta: ¿qué opino de las damas de honor?

By Ana - mayo 28, 2019

La boda de Autumn y Michael (aquí) / Fotografía: Lauren Scotti


Siempre que en mi Instagram hago un Preguntas/Respuestas recibo infinidad de cuestiones sobre las damas de honor así que decidí reunir todas vuestras curiosidades en un post y que tengáis todo resumido por si os interesa este tema para vuestra boda.

Antes de comenzar quiero recalcar que todo lo que vais a leer es MI OPINIÓN. No quiere decir que sea lo que hay que hacer ni lo que está bien, simplemente es lo que yo haría, por lo que no quiero que lleve a malentendidos ni enfados. Me limito a contestar las preguntas que llegan desde mi punto de vista.

¿A favor o en contra de las damas de honor? ¿Cuántas se llevan?


En contra no estoy, porque es un tema muy personal, como todo en las bodas, pero yo no las llevaría. Me parece que nuestras mejores amigas saben quiénes son y saben el papel tan importante que tienen en nuestra vida. Creo que existen mejores formas de hacerlas partícipes en ese día de los especiales que son.

Ser dama de honor exige varias cosas que creo que muchas veces las novias no tienen en cuenta porque creen que es un detalle precioso que tus amigas hagan ese papel. Hay personas que odian ser el centro de atención. Ser dama de honor lo exige y mucho. Eso puede llevar a sentirse incómoda a una persona que sea tímida. También está el tema del vestido, en el cual personas muy diferentes entre sí tienen que decidir qué ponerse, de qué color y alguna puede estar realmente incómoda con la elección. Y esto en el mejor de los casos, pues muchas novias exigen exactamente una vestimenta. lo cual es aún peor para las damas de honor.

En cuanto a cuál es el número recomendable de damas de honor creo que nadie tiene quince amigas íntimas, sinceramente. Yo creo que entre dos y seis, si incluyes además de amigas a hermanas o cuñadas o familiar cercano que es imprescindible en tu vida, estaría el número adecuado. Todo lo demás me parece exagerado y en vez de damas de honor parecería un séquito.

La boda de Jen y Will (aquí) / Fotografía: Eastlyn Bright

¿Cómo debería vestir una dama de honor?


No lo sé, pero de blanco, eso seguro.

Yo tengo varias ideas al respecto, pero tampoco me atrevo a decir cómo tiene que vestir nadie. Sé lo que me gusta y lo que no y es lo que os voy a contar.

Para empezar creo que si la novia quiere llevar damas de honor y puesto que, como os he explicado anteriormente, aunque es un detalle muy bonito tiene ciertas exigencias, debería darles completa libertad en el vestuario que decidan llevar en cuanto a forma y color. O, al menos, no debería exigir como hacen algunas novias un modelo de vestido exacto a su gusto.

A mí las damas de honor me gustan con vestidos lo más sencillos posibles, largos y lisos. Odio los estampados y los fajines o cinturones, especialmente los de flores.

En cuanto a cómo combinarse entre si, mi forma preferida es mismo color pero diferente forma, es decir, que el color sea el mismo pero el tipo de vestido sea el que más represente a cada dama de honor, por ejemplo tirante fino, un solo tirante, palabra de honor, etc. 

La boda de la influencer Camila Carril (aquí) / Fotografía: Tali Photography

Aunque si todas llegáis a un acuerdo para ir con el mismo vestido estará genial, pero personalizadlo cada una a vuestra manera con los complementos.

La boda de Liana y James (aquí) / Fotografía: Damien Milan

Otra opción que no me disgusta y creo que al final es la que mejor resulta para las damas de honor es que cada una vaya como le gusta, pero que los colores coordinen entre sí, por ejemplo tonos empolvados.

La boda de Nina y Gabe (aquí) / Fotografía: Lauren Scotti

  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios